“Relevo en la derecha”

5 nov. 2015 El País Josep Ramoneda

Albert Rivera es una amenaza más real para Rajoy que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Tenían que ser las elecciones del cambio y pueden acabar siendo las del relevo generacional de la derecha. Podemos, como expresión política de los movimientos sociales que colocaron en la agenda pública los estragos de la austeridad y el agotamiento de un régimen político que “no nos representa”, abrió la vía para la ruptura del bipartidismo. Los beneficiarios pueden ser otros. Debía ser la puerta de entrada de la nueva izquierda y de momento se ha colado Ciudadanos.

A día de hoy, Albert Rivera es una amenaza más real para Rajoy que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. ¿Por qué? Porque la izquierda española, igual que buena parte de la izquierda europea, está huérfana de proyecto político. Y porque no ha sido capaz de dar una respuesta diferenciada a la cuestión catalana. El cambio de escenario que en su día provocó Podemos abrió una doble expectativa: relevo generacional y alternativa política, más allá de la simple alternancia. El reemplazo generacional está en marcha. La alternativa, flaquea. Lo que empezó como un momento rupturista puede acabar, como han comprendido los principales dirigentes empresariales, en una renovación de la derecha, por injerto de los nuevos esquejes de Ciudadanos. El PSOE hace años que no se piensa como alternativa si no simplemente como pieza de recambio de la derecha. Acostumbrado a esperas en las aguas controladas del pantano bipartidista, no sabe navegar en mar abierto. Podemos ha vacilado demasiado: arrancó con un discurso de ruptura, con la rutilante pretensión de sustituir a la izquierda por el pueblo, pero enseguida ha aceptado la definición hegemónica de los límites de lo posible y se ha dejado poseer por la obsesión de no molestar.

Por si fuera poco, el protagonismo de la cuestión catalana ha colocado el frentismo El asunto de la regeneración deriva normalmente en las acusaciones sobre que reaccionó tarde y mal a los escándalos desatados en su partido en este mandato. Rajoy admite que esos casos le han hecho más daño al PP que el manejo de la crisis y ayer concedió que también le han hecho mucho “daño personalmente”.

Fue cuando un paisano y amigo de Ponteareas (Pontevedra) le preguntó por vídeo sobre qué quería decir con aquel SMS de “Luis, sé fuerte” a su exgerente Bárcenas. Rajoy confesó: “Todos cometemos errores”. (patria contra patria) en el frontispicio de la campaña. El lehendakari Urkullu ha dicho dos cosas de sentido común: que no se crea un Estado independiente de la noche a la mañana, y que el Rajoy que él conoce está incapacitado para el acuerdo y la solución política. Y, sin embargo, Sánchez se suma al cierre de filas en torno a Rajoy. Es el eterno miedo a la intemperie.

En España ocurre lo mismo que se critica a Cataluña: la razón patriótica sirve para eludir la agenda ciudadana. La evolución del modelo económico en la sociedad digital, la lacerante cuestión de la desigualdad, el futuro del trabajo digno que el sistema actual no garantiza, la deriva del PP hacia el autoritarismo posdemocrático son cuestiones que parecen destinadas a quedar a beneficio de inventario. Resultado: Ciudadanos puede ser el salvavidas que garantice la continuidad de la derecha en el poder, a pesar de la desastrosa legislatura que acaba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s