Mundo ilusorio

Según Hawthorne, la sustancia más firme de la felicidad de los hombres, es una lámina interpuesta sobre el abismo que se extiende por todas partes debajo de nosotros….  y esa lámina,  mantiene nuestro mundo ilusorio. No se requiere un terremoto para romperla, basta con apoyar el pie.

Hawthorne intentó expresar ese abismo – esa oscuridad que sostiene nuestra fábrica de ilusiones – mediante la metáfora y la alegoría, a través de una serpiente en el pecho o una marca de nacimiento.

En Musgos de una vieja rectoría

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s