Estat Català: la alcantarilla

https://elpais.com/elpais/2018/05/13/opinion/1526226067_873249.html

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Torra, los presos y el ominoso pacto entre Rajoy y PNV

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Se avecinan unos tiempos terribles

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Aire de familia

Julio Caro Baroja

“El liberalismo en el que pienso y sueño es el que hace de la libertad de conciencia individual la base de toda operación política y social. Programa menor no puede darse, según opinión de muchos. Según la mía, es el mas dificil de ejecutar, porque, más o menos enemigos de la libertad de conciencia individual, han sido todos los regímenes que han existido en Europa durante el siglo XX. Unos han considerado que la libertad económica se conseguirá a través de férreas dictaduras o de partidos disciplinarios. Otros que la libertad de conciencia en sí es un peligro. Otros han proclamado dogmas que la anulan del todo. Hay huestes enteras dispuestas a salvarnos y a ordenar qué es lo que tenemos que hacer y que pensar con este fin: huestes de revolucionarios y de reaccionarios, de generales, obispos, líderes obreros, catedráticos estudiantes, señoras de orden, damas rojas, beatas de misa de seis y doctrinarios que todo lo saben. Todos odian la libertad; es decir, la libertad ajena, porque la propia facultad de opinar y de imponer violentamente una opinión no están dispuestos a cederla. No la cedió Kruscheff esgrimiendo su bota en público en ocasión memorable, ni la ha cedido en su rincón la vieja carlista cuando decía allá por el año de 1936, que había que “pasar el peine estrecho” o que había que “dar la segunda vuelta”. El zapatero sabe lo que conviene a España, el obrero también. No se diga el aristócrata, el militar o el sociólogo. En un país en el que floreció el arbitrismo todos pueden tener programas de gobierno “Drásticos” como se dice ahora.Los que no los tenemos somos unos cuantos liberales que venimos a creer, al fin de nuestras experiencias, que la mayor parte de los “programadores” son “locos repúblicos y de gobierno” como el personaje de Quevedo. y en eso de ser “locos de repúblico  y de gobierno” hay que reconocer que los españoles dieron la medida de 1930 a 1940″

 

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Por qué Baroja merece una revolución y que volvamos a él

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Las claves para entender a Quim Torra

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

El espectáculo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario